Seguidores

8 de abril de 2010

niño

“El hombre es el ser supremo para el hombre”. Karl Marx
.
Nunca podrás ocultar el sol con tu pulgar. Tampoco lograrás que el cielo deje de estar gris, o el rocío no te moje, o la noche sea más corta. Todo tiene su compás de espera, como el trigo para el pan. Todo debés aprenderlo porque así se empieza a vivir, entendiendo que hay cosas que no se pueden cambiar porque el mundo gira siempre en el mismo sentido. Que la luna no convierte en plata los ríos ni el mar, solamente les presta su luz para que los navegantes se sientan acompañados. Que en la orilla el agua que acaricia tus pies no se va para no volver, que siempre regresa, sólo que hay que aprender a saber esperar. Que los pájaros que apretás en tu mano tienen mucho miedo si no los dejas volar, como vos cuando nadie te abraza. Que el viento trae olores y voces de otros tiempos y otros lugares y conviene escucharlo silbar. Que nunca podrás conocer todo. Que tampoco nadie te responderá tus inmensas preguntas siempre con sabiduría, porque lo aprendido, la más de las veces, es un efímero espejismo. Que por momentos tendrás que ir a tientas, pero asegurate de que la rosa de tus vientos te indique el menos doloroso de los caminos. Y si es más largo, mejor, porque te vas a acomodar más despacito a los cambios que van a venir. Sonreí siempre. Tratá de estar con personas que tengan algo claro los sentimientos y el pensamiento. Si podés, alejate de los seres confusos, porque nada de lo que digan, hagan o callen servirá para remontar el vuelo de tus sueños. Abrigate solamente si tenés frío. Extendé tus manos para que las acaricien sólo si lo necesitas. Y no te peines si no querés, que la vida es mucho más que reglas sociales. Alimentá tu corazón con ternura. Defendete. Se fiel a ti mismo y huye estrepitosamente de toda dominación. Nunca dejes de mirar el cielo y contar sus estrellas. Tampoco pierdas el asombro de descubrir lo bello y triste que se esconde en todo amor. Aceptá las penas y las ausencias como compañeras ocasionales porque en ciertos momentos son más ciertas que cualquier ilusión. A veces deberás decir adiós, avanzar o retroceder, ir hacia alguien o acompañar. Tratá de abrazar los retos con el menor miedo posible. Ojalá sepas siempre cuáles son tus deseos e ideas para poder soñar. Intentá ser firme con tus convicciones y, dentro de lo posible, que ellas no te abandonen. Buscá la solidaridad y viví sin retórica ni orgullo. No interpretés ni juzgués a los demás, pediles que sean transparentes. Yo te deseo que en cada aliento encuentres, siempre, algo de felicidad.
.

27 comentarios:

Rodolfo Serrano dijo...

Una guía de vida maravillosa

Custardoy dijo...

...hay más cosas, pero no están ahí

Anónimo dijo...

Como podes saber todo eso siendo tan joven?
Asumo que lo sabes, te creo.
Sonreia siempre, pero los seres confusos... deje que se la llevaran.
Que puede decir una desconocida para que esboze una sonrisa?

Alejandra Calamaretta dijo...

formidable ceuz! ojala q muchos puedan tratar a los chicos asi. Otro seria el mundo. Te quiero mucho, sos una dulce.
Bachos a los 3

ADELFA MARTIN dijo...

...no dejes de mirar al cielo y contar sus estrellas...
creo que es algo que hacemos con demasiada frecuencia...no mirar al cielo, quizas para no darnos cuenta de nuestra pequeñez...

hermoso, de veras...

mis saludos cordiales

Alejandra Calamaretta dijo...

che Cecilia, le pusiste audio a tus entradas? Te aviso que la voz es de un man y que lee hasta los puntos y las comas!

To match!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

jajaja

Kisses

DeB dijo...

Qué lindo lo que escribiste. Me gustó mucho esa frase "Todo tiene su compás de espera".. Es muy cierto. Y en la espera, también crecemos. Es parte de todo lo demás :))

besito****

azpeitia dijo...

¡Ummm....! que reflexión poético-filosófica tan bella...me has conmovido con tu lógica aplastante y certera...Es magnífico lo que has escrito...créelo...un abrazo muy fuerte de azpeitia

Rob K dijo...

Me conmueve tu forma de escribir y la densidad de tu pensar / sentir.

Me va a llevar un tiempo explorar todo bueno que hay en este sitio, será bien empleado.

cleopatra dijo...

Rodolfo:

Sí, creo que son deseos que deben ser reales, inherentes a todo ser humano...en un mundo real, no utópico

Muchas gracias por tus comentario.

Un beso enorme.

cleopatra dijo...

Querido Cus:

Hay más cosas, muchas más que se me escaparon, obviamente, pero en esto de no ser abstractos, siempre queda mucho de lo importante fuera.

(Sucede que hubo algo muy triste que lo motivó y que por privado te voy a contar)

Despejo dudas: Fausto está re bien!

¡¡¡TQM Cus Cus!!!

cleopatra dijo...

Anónimo:

¿Te parezco joven a los 36 años?...Y no es que lo se, así me han criado y sólo rescaté todo lo que aprendí.

(Y son deseos, esos que quisieran que todos los nenes tengan a su alcance)

¿Seres confusos? Pufff, un montón han pasado por mi vida, pero nunca dejé que se roben mi sonrisa o por lo menos eso es lo que intenté.

¿Qué puedo decir para que esboces una sonrisa?

Más que decir, te voy a dejar un vínculo musical de youtube para que lo mires mientras lo escuchás.

http://www.youtube.com/watch?v=k3od-ijY75U.

Un beso de esta desconocida a un anónimo.

cleopatra dijo...

Aleee:

Grax ¡¡¡y no soy tan dulce!!! :)

Se te quiere, se te quiere.

Muaaaaaa

(F)

cleopatra dijo...

Adelfa:

¿Sabés? En cuanto puedo miro el cielo, lo contemplo...en momentos de infinita indignación y tristeza, me ayuda un poco.

Gracias por tus palabras.

Beso

cleopatra dijo...

Ale por segunda vez:

Leí tu comentario y me puse a escuchar...yo había elegido voz femenina, pero se ve que sólo tienen a disposición, la de un hombre.

Y con respecto a que lee los puntos y las comas, me parece que no...por lo que escuché, sí, dice el punto final. jajja

Bachos a vos y a Pablo

P.D.: Los besos que mandaste a Manu y a Fausto, ya se los dí :)

cleopatra dijo...

DeB:

¡Qué bueno que hayas pasado!

Siempre me hacen pensar todas tus reflexiones y con respecto a los compases de espera, creo que hay que respetarlos, que hay que aceptarlos y dejar que muchas cosas se acomoden.

(Existen momentos en donde la quietud en nuestras acciones, nuestro silencio y el tiempo es lo único posible)

Beso gigantesco para vos y gracias por pasar.

cleopatra dijo...

Azpeitia:

Muchas gracias! No sabés que caricia enorme es que un desconocido sea tan generoso con sus palabras.

(En este medio no abundan...)

Otra vez, gracias

cleopatra dijo...

Rob:

Gracias por conmoverte, sobre todo en este mundo en donde ya no están muy de moda los sentimientos.

Que te lleve el tiempo que necesites, la puerta de mi hogar, está siempre abierta. :)

Un beso

Xim dijo...

Personalmente opino que la gente debería tener este texto en su mesilla de noche y leerlo cada día al despertar, de seguro que habría menos maldad y más felicidad en el mundo...
Hermosas palabras sin duda...
Besotes

Xim

DANIEL dijo...

Cleo, tengo dos hijos y despues de leer esto, si me permitis, lo imprimo para regalarselos. me hiciste emocionar. Sos increible y nunca pierdo el tiempo leyendote. Beso enorme.

Raul G dijo...

Muchas gracias Cleopatra por visitar lo que parece ser una extension ciber-espacial de lo que me permiten escribir, por que ultimamente, he pensado que escribo lo que se me da de alguna manera extraña para escribir; las fuentes serian interminables.

Aunque he pasado varias veces por tu sitio no he podido dejar comentarios en tus entradas por cuestiones de hardware y software que han impedido el funcionamiento de mi pc y tengo que leer muchas veces desde equipos de amigos que obliteran la poca soledad que requiero para escribir comentarios y el mucho entendimiento y concentracion que tambien requiero para escribir comentarios en tu blog. Tu narracion es sumamente entretenida, tienes un gran estilo... aunque creo ya haberlo comentado. Saludos, grandes, Cleopatra!

Raul G dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cleopatra dijo...

Xim:

Yo opino lo mismo que vos.

Los adultos parece que nos olvidamos que los niños son de arcilla y que nuestras urgencias no son tan importantes como ellos.

Gracias por pasar...

¡Un beso enorme!

cleopatra dijo...

Daniel:

Siiii, hacelo.

(Cuando mi hijo entienda un poco más, pienso regalárselo aunque sea para que sepa de mi buena voluntad)

Un beso para vos y para tus hijos.

cleopatra dijo...

Raúl:

Me alegra muchísimo encontrar tu comentario.

Soy una fiel seguidora de tus elucubraciones magníficas que me disparan otros mundos.

No te expliques, no hace falta.

Yo se que venís a visitarme siempre :)

Un enorme abrazo para vos.

¡Se te quiere!

عمَر dijo...

es todo un manifiesto... razón y poesía en el mismo envase... wow!!!

q la rosa de tus vientos te indique el menos doloroso de los caminos... joder, cleopatra, y perdona la expresión, pero es una bomba de relojería que todavía mantiene mi corazón en un puño, encogido y aturdido ante tanta verdad...

lo de añadir el audio me parece una idea fantástica... accesibilidad para invidentes... aunque me gustaría espiar por una rendijita y oírte recitar tus propios textos...

abrazos emocionados, me alegro de haber descubierto tu rincón siguiendo tus huellas desde el mío...

cleopatra dijo...

Jac....muchísimas gracias.

(Estas caricias al alma me hacen tan bien...)

Y ¿sabés qué? cerrá los ojos y posiblemente escuches mi voz a través de una rendija.

Ojalá

Besos enormes