Seguidores

10 de febrero de 2011

noches


.

¿Y dónde se encuentra la noche que traza un manto negro perceptible y final sin conmoverse de los que la cruzamos?

La luz no puede perforar ese jubón de terciopelo. Vamos andando mientras se descuelgan tapices de todas las horas y todas las estaciones, para entrar a jugar malabares juiciosos.

(Y es allí donde la vida cuece en una enorme olla todo lo que se nos escatima)

Se revuelve nuestro universo

Este mundo da pasos de baile mientras se divierte en mostrar la cara oculta a la luna. Caen los telones nocturnos y en sus caprichos nos alcanza en bandeja el tiempo que nos queda a cada uno. Vamos siempre en procesión, extenuados, precipitados, esperanzados, adoleciendo, prometiéndonos nacer novos: Pero no podemos.

Y cuando cruzamos conmovidos por el final perceptible del negro manto ¿Dónde nos encontramos?

.

45 comentarios:

Menage dijo...

Y cuando cruzamos conmovidos por el final perceptible del negro manto ¿Dónde nos encontramos?
En el medio de la noche

caly dijo...

Cleopatra : Creo que nos encontramos donde empezamos, viendo el tiempo que nos queda a cada uno, en procesión, extenuados, precipitados, esperanzados, adoleciendo, prometiéndonos nacer novos: Pero no podemos.
Y así sigue la vida, segundo tras segundo. Puff!! no me gusta vivir así.
Excelente escrito muy reflexivo!!
Un gran abrazo desde Neuquén!!

FALSARIO dijo...

No se ni donde nos encontramos que eso ni tampoco donde vamos, pero es bueno encontrarme con tu indignidad aquí.
Besos de tu amigo Falsario.

www.falsario.org

Rob K dijo...

Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,
al alba, al alba.

"Al alba", Luis Eduardo Aute

Bienvenida de nuevo, Cleo.

julián dijo...

¿Dònde nos encontramos? es el orden de la buena pregunta.
Abrazo Cleo y sì aqui es cleo

Mundo Aquilante dijo...

Ahhhhh, qué placer este post. Como si lo hubieras escrito para mí esta noche... GRacias!
No se donde me encuentro, es lindo cruzar el manto pero después qeu te das cuenta que no llegaste a ningún sitio seguro duele jodido.
"Y es allí donde la vida cuece en una enorme olla todo lo que se nos escatima". Es esto lo que pensé hoy, pero con palabras más asonantes.


Abrazos compalera!

Moscón dijo...

Y...por lo general encaramado en el carajo escupiendo ánimo ortopédico.
Las recetas culinarias de la Moira son siempre incompletas.

vientos de cambio dijo...

sospecho que en el alba, en un reinicio perpetuo para aguardar al próximo manto. el mismo. ese que llega hasta que de una vez por todas nos decidamos a abrir la puerta transversal.
me encantó.
te leo.
un beso.
s.-

Esquivando el éxito dijo...

Cleopatra, gracias por firmar el blog.

Muy interesantes los posteos del tuyo. Sobre todo este.

Lo sigo ya mismo.

Te mando besos.

Trovator dijo...

A veces caemos, rendidos, ante tal manto oscuro... sin embargo, la luz nos pega en la cara pocas horas depués... y ahí sabremos con certeza el lugar.

Un abrazo!

Gregorio Kolbe dijo...

"La última muerte se me olvidó, que es como si hubiera muerto doblemente."

(Luis Britto García - "Última")

Y si de recuerdos se trata, yo no soy uno de ellos. Sea lo que sea que esto quiera decir.

Un enorme beso, bella Cleopatra.

damian dijo...

Uno puede pensar, desde el cinismo de nuestra época, que las preguntas que aparecen en un texto son sólo retóricas, que no requieren en realidad una respuesta del lector. Y muchas veces (yo diría varias veces al día) hacemos eso. Pero cuando un texto te interpela y, después de haberlo leído, durante el día y las horas que siguen te vuelve a interpelar sin que lo tengas ante la vista, hay que responder. Yo necesito responder, aunque no sepa qué decirle a tu texto:

La noche cierra su encuentro con nosotros justo ahí cuando nosotros soltamos la cuerda de la promesa de nacer novos (no sé si quisiste escribirlo así en portugués a propósito o no: me gusta así). Pero esa noche, ese negro manto donde nos encontramos cuando ya cruzamos no es muerte. Ojalá lo fuera. Leo y releo y siento, sólo siento, algo así como la presencia del final. El final no es ninguna línea, ninguna despedida: es un horror de revisitaciones de todo lo que no era final. Es un no estar-estando donde se estuvo y donde no; es un no poder volver ni poder encontrar-se. Es la plena, nítida y desgarradora conciencia de lo perdido; una conciencia que no es ningún flash: dura. Dura todo lo que quiere, dura más de lo que debe. Es estrictamente injusta, y justamente inesencial; es y no es. Respiramos, sí: pero no es aire lo que entra. Es la suma de las noches.

cleopatra dijo...

Antes de comentar a cada uno de ustedes, queridos amigos, sigo comprobando que es mucho más rico lo que dicen e interpretan, que mis entradas.

Por ello, muchas gracias y besos y abrazos en general.

cleopatra dijo...

Querido Menage...¿Dónde está el medio de la noche, en qué lugar, en que osada hora que sea la misma para todos?

Te beso

Menage dijo...

justamente el medio de la noche, la imagino tal cual como la hice en mi ultimo relato
No hay tiempo, no hay reloj, ni hay Cuando.

cleopatra dijo...

Caly...a mí tampoco me gusta vivir así, pero es ésto.

Beso más abrazo

cleopatra dijo...

FALSARIO, es tan corta la inocencia y la percepción de que todo es inacabable, de que sólo el día es día y la noche es noche ante nuestras pupilas, que celebro las indignidades que compartimos mientras respiramos más o menos acompasadamente.

Gracias amigo por pasar.

Beso

cleopatra dijo...

Rob...Aute escribió esta terrible canción los días previos a los fusilamientos de 1975.

(Qué hermosa alegoría es que pese a que sus personajes saben que van a morir al alba, la esperan como salvación ¿no?)

Amigo: TQM

cleopatra dijo...

Juli...es una pregunta, la mía y la tuya que me duele.

(No me gustan los desencuentros tras la noche en el alma)

Te beso

cleopatra dijo...

¡¡¡Mundix...!!! ¡Qué lindo que es leerte cumpa!

Y sí, me alegro que te haya gustado, pero en plena oscuridad por lo dejado, por lo que falta, por lo perdido, se torna más luctuoso todavía.

Es lo que hay...

Un enorme abrazo K

cleopatra dijo...

Moscón, veo que te encontrás en un barco y encima castigado! ja

Eso de "vomitando ánimo ortopédico" es magistral.

Beso y abrazo.

cleopatra dijo...

Vientos de cambio...(hermoso nick):

Brindo por ese constante reinicio.

Te beso

cleopatra dijo...

Esquivando el éxito: Muchas gracias y prometo escucharte.

Mua

P.D.: ¡Cómo me gusta eso de esquivando el éxito!, porque para mí es una ignominiosa creación del libre mercado, de multinacionales y demás yerbas.

cleopatra dijo...

Trovator...qué lindo lo que decís, qué esperanzador y que bien me hace, sobre todo a esa esencia medio apocalíptica que llevo...

Gracias y más

Va beso

cleopatra dijo...

Gregorio...sea lo que sea: Recuerdos que se te olvidan o "lo que sea que esto quiera decir"

Gracias por pasar.

Abrazo

cleopatra dijo...

Querido Damián: ¡Extraordinario comentario!. Pero es verdad, no es la muerte, aunque ésta se presenta en todos los momentos de desencantos, de tristezas, de oscuridades almísticas, de lo que no supimos hacer, de devaneos, de arrepentimientos, mientras vamos viendo que el tiempo que portamos se acorta, se hace finito (de finitud) y somos conscientes de lo que perdimos por inoperancia, por soberbia, por omnipotencia.

El manto negro nos marca un final de juego noche tras noche, real o ficticia y eso duele y eso me desvela.

Mi pregunta no es retórica, es un aullido de salvataje para no pensar tanto en el fin de nuestros días -el de cada uno- y sí, para perpetuar, mientras podamos, los encantos, esos añorados, por breves que puedan ser...

Besos y abrazos compañero.

P.D.: Y sí "es un horror de revisitaciones de todo lo que no es final"

cleopatra dijo...

Menage...paso a leerte.

Beso enorme

Carlos dijo...

Cuando eso suceda y conmovido pase por el final perceptible del negro manto. Espero encontrarme en unos brazos amados....

cleopatra dijo...

Carlos...qué bello que debe ser encontrarse con esos brazos amados.

(No encontrarlos, ése es mi temor...)

Te beso

Gonçalo Ferreira - Mundo dos Canários dijo...

Hola, Me gusta tu blog mucho, que se remonta más a menudo. Gonçalo

lauviah dijo...

Como un efecto domino que cae empujando al otro y al otro .
Al final donde nos encontramos? ,,
Encontrarme , no donde , si no quien ,,,,,, seria mi respuesta .

un saludo Cleopatra me alegra leerte otra vez

Juanma dijo...

Cleopatra is back!!!
¿Acaso es usted la misma que seducía a los poderosos romanos con el afán de perdurar en el trono?
Muy bueno, Cleo.
Saludos.

cleopatra dijo...

Gonzalo...Gracias, a mí me sucede con esas fotografías de tu blog: Son de una gran ternura.

Abrazo!

cleopatra dijo...

Querida Lauviah...Sí que es un efecto dominó, pero sería hermoso que podamos encontrarnos, concebir miradas iguales y pensar y pensarnos...

Un abrazo enorme para vos.

cleopatra dijo...

Querido Juanma..no soy ella, soy yo misma. No viajé a través del tiempo, por suerte...aunque pensándolo bien, sería muy lindo que los desencantos y las noches que nos hicieron morir un poco, se olviden y nos podamos mirar en un futuro y jugar a ser inmortales.

Abrazo, amigo.

Damian Mars dijo...

No estoy seguro que nos encontremos en algun lugar.... ¿Despues de la muerte? Es una posibilidad que ninguno de nosotros puede conocer.
La fe es un cheque por cobrar. Y hace tiempo que no creo en los bancos.
En fin, siendo asi y no de otro modo, creo que los lugares de encuentro siguen siendo los habituales. Y si existe algun Dios, ademas de todo, creo los bares y ese tipo de lugares para que la gente se encuentre, se conozca y todo ese asunto de las relaciones humanas. Asi que debemos celebrar el encanto minusculo de lo cotidiano, un universo sorprendente y lleno de misterios mas proximos y humanos.
Fin, fue casi un post, en otro blog.
Me escribio y mi respuesta tardia acaba de llegar. El porque de mi silencio es variado. Pero estoy reformulando algunas cuestiones y solucionando otras. Estoy en estado de crisalida hasta que algo me movilize lo suficiente como para extender mis alas.
Saludos

Syd dijo...

Buenisima pregunta, no tengo la menor idea porque ni siquiera se si realmente tiene un final perceptible ese manto o solo es una utopia en nuestra cabeza, un anhelo mas de esos que se crean por necesidad.

Pero, como creer que sea necesidad no quiere decir que exista, pues...


Besote cleopatra!

Diego dijo...

En la mitad de todo.

cleopatra dijo...

Damián Mars...Hay en el trayecto, pequeñas muertes que no es la final, pero que nos hace más incrédulos, más solitarios, menos asombrados.

Vamos viviendo, existiendo, cada vez con más pena, aunque no la sintamos permanentemente...pero duele y este manto es uno de los tantos que se despliegan ante nuestra vista y nosotros ¡tan desencantados!

Para lo que sea, acá estaré y te visitaré...quiero verte volar.

Te abrazo

cleopatra dijo...

Diego...es la mitad de todo.

(O en la mitad de nada)

Abrazo

cleopatra dijo...

Syd querido: Es que estoy como vos, sin saberlo...por eso lo pregunté.

(Tal vez entre todos alguna imaginación nos vaticina algo...)

Beso y beso.

efa dijo...

habrá que preguntarle al barquero, siempre y cuando tengamos un óbolo para pagar el viaje.
Que buen recuerdo que me trajiste.
Besos cleo!

cleopatra dijo...

De Caronte me encargo yo Efa. Ando juntando monedas para poder viajar aunque sea -ante la caída del último manto negro- todos, en la misma barcaza...

Un abrazo!

damian dijo...

Existe alguna posibilité de que Cleopatra no sea "el fantasma de los salones de arte"?
Pregunto pa saber nomá, vio?

Horacio dijo...

No sé donde nos encontraremos, pero espero que lo vivido, haya valido la pena.

Beso grande