Seguidores

5 de febrero de 2009

arlt

.
“…Seré el Rey del Mundo. ¿Te das cuenta? Ganaré en todas las ruletas el dinero que quiera. Iré a Palestina, a Jerusalén y reedificaré el gran templo de Salomón... -Y salvarás de angustia a mucha gente buena. ¡Cuántos hay que por necesidad defraudaron a sus patrones, robaron dinero que les estaba confiado! ¿Sabés? La angustia... Un tipo angustiado no sabe lo que hace... Hoy roba un peso, mañana cinco, pasado veinte y cuando se acuerda debe cientos de pesos. Y el hombre piensa. Es poco... y de pronto se encuentra con que han desaparecido quinientos, no, seiscientos pesos con siete centavos. ¿Te das cuenta? Ésa es la gente que hay que salvar..., a los angustiados, a los fraudulentos. (…) ­ Además, ¿quién no te dice que eso no sea para bien? ¿Quiénes van a hacer la revolución social, si no los estafadores, los desdichados, los asesinos, los fraudulentos, toda la canalla que sufre abajo sin esperanza alguna? ¿O te creés que la revolución la van a hacer los cagatintas y los tenderos? De acuerdo, de acuerdo... pero, en tanto llega la revolución social, ¿qué hace ese desdichado? ¿Qué hago yo?...” Los siete locos
.

4 comentarios:

Luc dijo...

Presumo que es el mismísimo Erdosain. Me quedo con la primera parte y no puedo dejar de pensar que el 50% de los utópicos desearon reconstruir el templo de Salomón.

En la literatura inglesa hay alusiones directas en "New Atlantis" de Francis Bacon y en "Nova Solyma" de Samuel Gott.

Un beso grande.

bitacoradenaufragios dijo...

Ah, Arlt. ¿Qué hacemos todos? Un abrazo fuerte.
JLE

Κλεοπάτρα dijo...

Luc, exacto, Erdosain, ese magnífico personaje que recorre (como todos) la existencia del mal en la que los mitos y todos los posibles fantasmas de Arlt, toman siempre la figura de personajes torturados que buscan, desde un mismo camino, la liberación e integración social.

Un beso para vos enorme Luchka (K)

P.D.: Amo ese libro y a Arlt, mucho más...

Κλεοπάτρα dijo...

JLE: Eso me pregunto siempre, qué hacemos para que el orden del mundo sea otro.

Un enorme abrazo y beso.

(La medalla te la debo;))

Gracias por pasar.