Seguidores

1 de abril de 2009

haikus

.
. la lágrima cae sobre la tierra espantando desiertos .

. mi mano acaricia el vacío que balancea las sombras .

. una pena cruza el umbral mientras arrastra un cuento sin historia

.

.

2 comentarios:

Pettgus dijo...

Interesante ejercicio, el de jugar con la metrica de otro tiempo, y otro espacio (otro mundo). Un divertimento algo borgeano, que franquea el paso a nuevas perspectivas, y a veces, sorprende a nuestros sentidos con ese antiguo y flamante encanto.
In gamba...

Salut!

Κλεοπάτρα dijo...

Gracias Pettgus.

Suelo alejarme de la métrica para escribir, porque creo que es un ejercicio perfecto para matemáticos que se creen literatos ja...pero Li Po, que no es ninguno de esos anónimos, me estremece...y lo quise recordar, con las limitaciones del caso, obvio.

Un enorme beso para vos.

(F)