Seguidores

27 de septiembre de 2009

ana

.
¿Qué ven los niños? ¿Acaso un tierno mundo de juguetes, de risas, de asombro?
No. Ellos viven observando el entretejido de sus familias, las conversaciones que a hurtadillas se fagocitan por entender. Nadie repara en ellos. Nadie ve que son mirados y juzgados por los supuestos de las acciones y omisiones cometidas, por lo que interpretan de una historia real, diaria, que nunca es lineal, pero que así la conciben. Nos miran desde abajo, mientras nosotros creemos que son incapaces de algún análisis dialéctico. Nos miran, nos condenan y hasta creen hacer justicia desde un mundo alicaído de ternuras, de promesas y de coherencia.

.

.

14 comentarios:

Manuel dijo...

Esa nena es hermosa, esa canción es tan triste como la escena y la historia.
Muchos crian cuervos, Rull, vos seguro que no lo vas a hacer.
Te adoro

Nora dijo...

Caramba me hiciste acordar de esta película, la tenía olvidada, cruda película de Saura si no me equivoco.
El mundo de los niños no está hecho de ninguna manera de juguetes y ternura, tiene una intensidad de emociones que dificilmnte podría afrontar un adulto, sus alegrías son grandes y de la misma manera sus tristezas y desilusiones son desgarradoras, nos miran, nos juzgan y muchas veces esos juicios permanecen sin modiicarse hasta el fin de sus días.
hasta siempre

Eduardo Alvarado dijo...

Querida Cecilia,

Voy a expresar una obviedad... pero es realmente dificil ser padre.

"Cria cuervos" no estuvo mal...

Aunque estaría bien ver alguna historia inteligente contada desde el otro punto de vista: un análisis exhaustivo de las emociones y acontecimientos que viven los padres.

De cualquier modo, supongo que el error está asegurado... y también el modo de amortiguarlo: quererlos hasta el infinito.

Mil besos.

PD: Para mi gusto, el título de la película tiene algo de filosofía de baratillo.

pastor4 dijo...

ana
prudente y textual
así como uno puede monologuear eso de que

los adultos le tememos tanto a los niños, por su sinceridad a flor de piel, que intentamos educarlos para que entiendan cómo es el mundo de los grandes.

grande este polvo
grande este espanto!
p4

incal dijo...

Cleopatra: Que bueno reencontrarse con esta cancion ,ayer casi la coloco en mi blog para acompañar un post que justamente titule Cria Cuervos.

Me gusta este lugar,estare visitandote.

Saludos desde Montevideo.Luis

gebe dijo...

Como me gustaria volver a ser niño donde uno ve las cosas desde otro lado, donde no tiene miedo a veces a decir la verdad, a ver las cosas inocentemente pero a la vez sin dudar sin tituvear...como me gustaria que los mayores aprendamos de ellos, que todavia hoy en día creo que no lo ponemos en practica o pocos lo hacen, es ser sinceros, sin maldad alguna, porque si hay alguien que siempre dice la verdad(aunque a veces con picardia) es un niño, alguien que a veces trata de escapar a un mundo de fantasia para dejar de ver lo que es este mundo de mayores cada vez mas complicado e intrincado de problemas y mas problemas...

un beso cleopatra!!!!

Raul G dijo...

Pinta bien la pelicula y es realmente interesante la perspectiva de la niñez, aparte de que la escena en si parece ser memorable. La canción es otro descubrimiento sonoro que me llevo de tu blog. Como siempre es un placer leerte, Cleopatra. Saludos fraternos.

cleopatra dijo...

Manu:

No se si yo sería una excepción a la regla, pero sí se que los hijos sufren las costumbres impuestas y no razonadas de sus mayores.

Espero recordarlo en cada momento.

Te adoro yo! (y gracias por pasar)

cleopatra dijo...

Nora:

Totalmente de acuerdo con lo que decís...Pero, ¿habrá manera de -aunque sea- atenuarlo?

Beso

cleopatra dijo...

Queridísimo Eduardo:

Seguramente es difícil ser padre o madre, nadie nos enseña, pero estrenar nuestra condición frente a un hijo, es una tarea que requiere de nosotros, un poco de análisis, varias dudas y una mezcla de paciencia y explicación.

La peli, que la vi hace poco tiempo, me reiteró que nada en los chicos pasa, todo los estigmatiza y es difícil retroceder en los posibles daños que les generamos.

Muchos padres sí crian cuervos...

Un beso y abrazo enorrrme para vos y para tu familia.

cleopatra dijo...

pastor4:

Cierto es, como vos decís, que les tememos a los niños. Nada es tan conducente que huimos de su mirada acusatoria y esta Ana, inflexible y concluyente, es la única que cree haber puesto las cosas en su lugar.

Ojalá, haya mucho chicos que se atrevan a no tener miedo reverencial y se quiten -aunque sea por un rato- las cadenas de los caprichos y la mala fe de mucho mayores.

Un beso y un abrazo

cleopatra dijo...

Incal:

Esas coincidencias...esas coincidencias hablan mucho más de nosotros, que nosotros mismos.

Un abrazo a vos y a tu patria que tanto quiero.

Te sigo y te enlazo!

cleopatra dijo...

Querido Gebe:

Esa infancia en que aún forjamos aventuras y en donde el futuro no existe más allá del día de hoy... lástima que no todos pueden decir lo mismo, pena por esos niños como la protagonista del film de Saura, que sufre de antemano el mundo de los adultos sin poder erradicar la pena y la injusticia.

Un besaso para vos!

cleopatra dijo...

Gracias Raúl...muchas gracias siempre por tus adjetivaciones.

Beso más abrazo para vos.