Seguidores

2 de enero de 2011

sobrevivir


.
Las manos sostenían el tazón con caldo caliente. Hacía frío allí en el sur de todos los sures y ella lo había preparado para su madre que no sentía sus piernas. Estaba amorosamente apoltronada en su cama entre almohadas y abrigada como pocas veces lo había estado. Su hija no tenía la misma posibilidad. Debía cuidarla, esa era la cultura familiar de que debía sobrevivir el que menos oportunidades tenía y ella cumplía con esos mandatos. Se llamaba Angélica. Su pelo acariciaba apenas sus hombros blancos de tan poco aire y sol. Sus pies estaban amoratados porque calzaba sandalias. Le extendió a su madre, temblando, el tazón y ella le agradeció con un mohín que semejaba  una pequeña sonrisa. Los vidrios de la ventana estaban empañados de sus propias exhalaciones. Angélica limpió con la yema de su dedo mayor, en forma de círculo, una diminuta parcela del mismo para ver hacia fuera el viento y la noche. Se detuvo en la cara de su madre que exudaba por el calor del caldo.
Ojalá no se lo tome todo, pensó, deseó y necesitó. Tenía hambre de días y noches que no recordaba, pero un mareo la hizo sucumbir sobre la falda de su madre que corrió el tazón para que no se derramara el contenido. Lo apoyó en el piso, al lado de la cama y comenzó a acariciar a su hija y a tararearle una canción. La miró y lloró. Angélica acababa de expirar todos los deseos de una felicidad intangible. Su madre vociferó a los cielos mientras la hamacaba. El líquido del tazón dejó de humear. Afuera auyó el lamento de un gélido lobo en son de rezo.
.

29 comentarios:

Rob K dijo...

En esa desolación sólo cabe el aullido, ni siquiera el rezo.

Saludos.

Rob K dijo...

(Ah, no lo dije: conmueve, tu texto.)

La condesa sangrienta dijo...

Tu texto me recordó 'La nana de la cebolla', tal vez porque me produce la misma pena.
un beso

Horacio dijo...

Muy crudo. Demasiado fuerte para un comienzo de año, pero no por eso menos importante. Es bueno como contraste, mientras nuestras playas se atiborran de turistas y otros, seguimos trabajando.

Beso grande

Lo mejor para el 2011

Juanma dijo...

Estupendo relato, querida Cleo. Te felicito. También te felicito por la nueva fotografía que posteaste en el blog, excelente.
Un beso gigante.

P.d.: sí, me tenés en el msn, pasa que prácticamente no entro pero entraré, lo prometo. :)

Curiyú dijo...

Terriblemente conmovedor, terrible. Uno no puede menos que sentirse desolado, arrojado en el mundo, indefenso. El poder del lenguaje es impresionante.
Que estés muy bien.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

MS dijo...

Felicitarte por transmitir. Excelente relato que no permite respirar... Me ha encoantado encontrarte. deseo disfrutarte y seguir perdido en tus letras
Nos decubriremos con el paso de los relatos

julián dijo...

"Debía cuidarla, esa era la cultura familiar... còdigos de arrastre mandatos, formas de resistir, hablas del tiempo cleo.
Un abrazo...el calor irreal, en el mes irreal. me gust`

Yoni Bigud dijo...

Triste relato. Muy bueno.

Feliz 2011.

Un saludo.

don vito andolina dijo...

Hola,preciosa entrada,bello blog,si te gusta la palabra elegida,la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos, feliz poesía..

Carlos dijo...

Terrible. Quien pierde a un padre se queda huerfano, quien a una pareja viudo/a. No hay palabra en Castellano para nombrar a quien pierde un hijo. Tal vez un auyido sea lo unico capaz de definirlo.

Loren dijo...

Gran relato, grandes palabras, gran Blog, grande tú.

Besazos¡¡¡

cleopatra dijo...

Rob...el aullido es un rezo.

(Todo el dolor del mundo lo llevan consigo los lobos...quizás es por eso que se les teme tanto)

Gracias por tu elogio.

Se te quiere mucho por esta zona, caballero :)

cleopatra dijo...

Condesa...¡Muy buena asociación!

Y Miguel Hernández...

Un enorme abrazo y muy buen año para vos.

cleopatra dijo...

Horacio...la vida y la muerte siguen existiendo aunque estemos festejando un nuevo año.

Y sí...un notable contraste a tanta estupidez.

Un enormeee abrazo y todo lo mejor para vos.

cleopatra dijo...

Juanma...gracias siempre por pasar y por tus palabras y gracias porque te guste la foto.

(Entre nosotros, que no escuche nadie -shhh- cuando estoy no disponible es porque no estoy frente a la pc)

Beso y abrazo enormeeeee!

Un excelente año para vos es lo que te deseo.

cleopatra dijo...

Curiyú...no es el lenguaje el desconsolador...es la vida, a veces, sólo a veces.

Te beso y gracias por pasar

cleopatra dijo...

Gracias Hiperión.

Vos tan gentil y yo sin devolverte -hasta ahora- ninguna visita.

Chin chin por este año recién nacido.

Te beso

cleopatra dijo...

Gracias MS por detenerte.

Y nos descubriremos, tal vez.

(Por suerte nada es preciso como los deseos, la vida fluctúa siempre)

Un saludo

cleopatra dijo...

Juli...me descubrís siempre.

Hablo del tiempo, del trascurrir dentro de él y de la sensatez o no de ciertas acciones.

A vos yo te quiero muchio y lo sabés amigo ;)

Re beso y recontra abrazo.

Todo lo deseado para este año novo :)

cleopatra dijo...

Yoni, vos me hacés reír más de una vez y yo siempre te condenso lo opuesto.

¿Soy ingrata no?

Muy pero muy buen año para vos también.

Muaaa

cleopatra dijo...

Don Vito...gracias por tus palabras y pasaré a visitarte :)

Saludos

cleopatra dijo...

Y sí Carlos...es lo único que puede definir semejante pérdida.

Ya lo dije en un comentario anterior, para mí los lobos llevan todas las tristezas dentro suyo.

Te beso caballero y un excelente 2011.

cleopatra dijo...

¡Gracias Loren!

No queda más que agradecerte.

Te beso y te abrazo.

Y vamos con este año ¿si?

:)

efa dijo...

jaja muy esmerados tus comments, suelen dejar puntos suspensivos.
Y el momento de la nana es sobresaliente
Besos a vos

cleopatra dijo...

Efa...no es que mis comentarios sean esmerados, es que todos ustedes completan, sacan aristas, dan lecturas diferentes y se detienen donde -quizás- nunca pensé que, tan inteligentemente (como siempre) lo harían.

Y es verdad que "Las nanas de la la cebolla" es magnífico...bien hubiera valido haber puesto de fondo a Serrat ¿no?

Besos a vos de mí y gracias por pasar.

Patricia dijo...

¡Buf! Sacas el animal que llevamos dentro. Un dolor primigenio.

Un relato desgarrado y genial

¡BESOS!

cleopatra dijo...

Patrix...gracias y es bueno saber que llevamos el animal, siempre dentro, siempre.

Besos para vos y feliz año 2011!!!