Seguidores

26 de septiembre de 2010

ahora




“yo he tenido su último amor vivo” – “La Náusea”- Sartre


.

 
Siempre leí el final de todos los libros antes de comenzarlos ¿Te acordás? ¡Qué costumbre la mía de anticiparme a las sensaciones! Y vos siempre me reprochabas que no tenía sentido, porque tampoco iba a entender el desenlace. Y había razón en tus palabras. Pero era más fuerte que yo; una forma de ganarle al tiempo, ya que mientras otros se entretenían con los prefacios, yo ya había burlado el destino de página tras página aunque sea por un rato, aunque después comenzara por la portada. Ver asentado en el borde derecho, allá arriba un número de tres cifras era un gran desafío al cotidiano vivir. Ya se que decías que era una tontería, que nadie puede anticiparse a nada, pero yo me estaba anticipando ¿O no? Nunca me contestaste, igual que ahora que te mantenés callada. No importa. Se que no vas a cambiar de idea y yo tampoco, pero estamos juntos y por toda la eternidad. Qué bien que suena “eternidad”, que bien que se siente que desde ahora nada nos va a separar aunque seamos tan diferentes, aunque nos hayamos peleado mucho, aunque nos hayamos engañado hasta el cansancio. Yo te prometo que calentaré tus pies con mis masajes, hamacaré ese sillón en el que estás sentada, leeré en voz alta lo que quieras sin jugarte la mala pasada de inventar la trama de algunas páginas o saltearme párrafos: Eso me encantaba y vos no entendías que sostenerte de una ficción creada por mí, aunque no haya sido importante para la trama verdadera, me hacía verte indefensa y con tu destino en mis manos, bah, el destino de lectora aunque sea. Te pido que me mires, que abras los ojos, que me creas. Está acostado bajo tus pies Jack, por lo menos acaricialo. Extrañó mucho y lloraba cada noche detrás de la puerta. Te prometo desandar muchos caminos truncos y escucharte, entender tus sueños y no reírme de tus “basta Juan”. Al contrario, se que no lo vas a decir nunca más. Te voy a abrigar y a cantar y vos te sorprenderás tanto que entenderás porqué te exhumé.

.

Pintura: "Mujer Sentada" -Joan Miró
Música: "Y el amor"-Serrat

 
.

44 comentarios:

DANIEL dijo...

A la flauta CLEOPATRA. Hace tiempo q vengo leyendote sin escribir nada, porque no se que decir, pero este relato es terrible y encantador a la vez. te felicito. Un beso

Mel Blanc dijo...

El muchacho estaba de la cabeza, jaja. Qué buena historia; hasta la última palabra no se sabe el desenlace (en el futuro, no pienso hacer con tus textos lo que hacía el tipo éste con los libros, eh?; lo juro). Besos!

cleopatra dijo...

Daniel...gracias, que se yo, ando así, medio trágica jajaj...

Ultimamente mis personajes se debaten entre la muerte que les doy o la vida que le concedo.

(Estoy segura que el precio de la lechuga, me terminó de enloquecer)

Te beso

cleopatra dijo...

Querido Mel...el muchacho estaba mal, traerse una muerta a la casa, no es muy común entre la gente ja.

Pero también puede ser que haya exhumado el recuerdo de un amor trágico y no el fiambre en sí...no se.

La cosa es que QUILMES empató con el alicaído River y eso, para un Domingo es mucho...pero te hago una confesión:

Vos podés leer de atrás para adelante o no. Sos tan encantador que ésta (yo) te permite cualquier cosa.

Besos y enormes abrazos para vos.

Felis Nasal dijo...

Muy bueno, Cleopatra. Me gustan estas historias que te llevan hacia un final insospechado. Aunque no me comunique seguido, te sigo siempre. Un beso

Gregorio Kolbe dijo...

Eres fantástica, bella Cleopatra.
Entonces pienso... ¿y no es acaso, la vida, similar a la trampa con los libros? ¡Cómo si a menudo no conociéramos el desenlace! Pero la magia de las páginas que lentamente deshojamos merece la pena y acredita, quizá, nuestras ficciones.

No quisiera perder la oportunidad de festejar los detalles que nos dejas, música y pintura, certera y fasta.

Un enorme beso.

cleopatra dijo...

Felis y yo que te quiero tanto ¡¡y vos que sos ingrato conmigo y que comentás cada día en que se festeja el día del arquero!!

Me encanta que dejes tus huellas, como me encanta leer las tuyas...y a propósito, la foto de tu perfil es bellísima.

Un beso amigo y mil gracias

cleopatra dijo...

Gregorio...(próximo a ser tío y me alegra un montón)

Esa manera tuya de percibir, de acatar esa verdad de que la vida está en cualquier página elegida al azar, de cualquier libro, de cualquier párrafo, conociendo o no, los desenlaces.

(Las trampas con los libros es una nova creación de la vida misma...)

¡Por las ficciones, salud!

Un enorme beso, talentoso muchacho.

P.D.: La música te la debo, no pude cargarla -muy a mi pesar- porque mi blog se rebeló.

P.D.1: Mil gracias por tus elogios...me asientan muy bien.

Mel Blanc dijo...

Jeje, perdón, interpreté mal, sin dudas. Seguramente proponías la exhumación del recuerdo, y no un fiambre. Tengo que aprender a leer mejor tus textos, mi querida. Besos.

cleopatra dijo...

No Mel...

Interpretaste lo que escribí y lo escribí con ese sentido macabro, pero siempre ustedes, con sus comentarios hacen maravillosas interpretaciones.

Quizás suene mejor ¿no? pensar en exhumar recuerdos.

(Aunque duelen igual o más...)

Te beso caballero literal...tanto como yo lo soy.

Es un placer tenerte por acá, en las habitaciones de mi casa.

hoka hey dijo...

Otra vez más tú y tus relatos de reverso vertiginoso y tajante me dejan paralizado una v ez sobrepasado el punto y final, más que por el caracter macabro del actual desenlace, por ese toque subito con el que sueles estampar tu firma y estilo.

DEntro de lo grotesco y realista (que creo que es el sentido original que quieres trasmitir) podemos encontrar si nos lo proponemos un sentido metafórico, "desenterrar lo muerto para revivir nuestra entrega...por ejemplo".

GRacias por regalarnos otro texto así.

Un abrazo

Manolo Jiménez dijo...

Conseguir en un texto tan breve cerrar el relato y, a la vez, dejarlo abierto tiene mucho mérito.

¿Hablaba con un cadáver o con sus autoreproches?

Me ha encantado.

Abrazos.

Ceci dijo...

Él es un hombre sensible... escasean, pequeña, escasean....

A mi me emocionó.

caly dijo...

Que relato!! impecable . Un desenlace macabro, pero me dejaste con la boca abierta!!
Como siempre, es un placer leerte!!
Un gran abrazo!!

cleopatra dijo...

Hoka...es verdad...eso de rescatar volviendo atrás el celuloide, alguna oportunidad, nova.

No deja de ser un reencuentro, aunque sólo sea él el que lo desea.

Gracias amigo por todo lo que decís sobre mí.

Te beso

gustavo dijo...

Un relato muy bien logrado. Un placer el leerte. El final impecable. abrazo

cleopatra dijo...

Manolo...esa es la pregunta, esa es la cuestión, cadáver o reproches, o ambas cosas o ninguna.

Es el amor y la resignación.

(Siempre exhumar, siempre la triste tarea de exhumar...)

Te beso Manolo querido y mil gracias.

cleopatra dijo...

Ay Ceci...sí, digamos que en definitiva es un hombre que sabe lo que es amar, aunque es tarde.

Amar tarde, es lo mismo que no amar, amiga...creo que los recuerdos y las promesas, debemos sellarlas y a otra cosa.

La vida, Ceci, es un eterno desencuentro.

Un abrazote enorrrmeeee

cleopatra dijo...

Cali...siempre tan agradable vos con tus palabras hacia mi...(y lo bien que me hacen)

(Lo macabro, son los destiempos...)

Te beso amigo

cleopatra dijo...

Gracias Gustavo...muchas gracias.

Un enorme abrazo

Rob K dijo...

Me dejaste pensando si es el discurso de un desquiciado, o simplemente el de un alma sencilla que busca alguien que le preste atención. Un público fiel. Y es esta última la que más me conmueve.

cleopatra dijo...

Es válida tu interpretación Rob, pero creo que este personaje no busca a alguien que le preste atención, sólo desea, desde sus recodos amorosos, purgar olvidos y emparchar ausencias.

(Que no te conmuevan los yerros de este pobre tipo que llegó tarde a todos lados)

Te beso y te abrazo infinitamente

Mel Blanc dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
cleopatra dijo...

Cumplido querido.

Tus pedidos son órdenes para mí jajaja (Y)

Yoni Bigud dijo...

Cada uno revive a sus afectos como mejor puede y sabe. Pero esto ya fue demasiado.

Muy bueno lo suyo. Me gustó lo abrupto del final.

Un saludo.

Felis Nasal dijo...

¡Me hacés poner colorado, che! Puse en el perfil una actual. En la anterior, tan difusa, tenía 22 o 23 años... Puff! Ya ni me acuerdo... Gracias por tu comentario en mi blog. Un beso grande

HUMO dijo...

Tremendo, genial, hermoso, profundo.
En un momento pensé que le hablabas.., no sé a tu madre, que habría perdido el habla y un poco la conciencia...luego volví a releer y el final me consumió en un suspiro.
Como anégdota, te cuento que también solía leer primero los finales, menos mal que lo dejé de hacer, sino no me hubieses sorprendido tanto al leerte.


Un fuerte abrazo!

=) HUMO

cleopatra dijo...

Felis...no te pongas colorado.

(Tengo la costumbre de escribir como pienso...qué le vas a hacer)

Un besote cumpa

cleopatra dijo...

Yoni...no digas que fue demasiado, es una metáfora, es un deseo de que todo vuelva atrás.

¿Acaso no dicen que con los adioses se vive un duelo?

Te beso

cleopatra dijo...

¿Sabés Humo? Yo cuando era chica hacía lo mismo...leía los finales, hasta que me dí cuenta que no servía para ninguna historia contada desde la consagración del escritor.

(Y es el amor, el que no es compartido, el que se fue y nos dejó las manos vacías)

Gracias por pasar Fer.

Un besote enorme

Felis Nasal dijo...

¿Sabés qué es lo lindo que encuentro en tu blog? No solo lo que escribís, sino también lo que te escriben y tus respuestas. Debés ser una mina genial. Por eso sigo dando vueltas por aquí...

Horacio dijo...

Me encantó el relato. Sobre todo porque no se sabe hasta el final a quién le habla el narrador. Muy bueno, hay cierres muy buenos en lo que contás

"Al contrario, se que no lo vas a decir nunca más. Te voy a abrigar y a cantar y vos te sorprenderás tanto que entenderás porqué te exhumé."

sólo resta aplaudir.

Beso

cleopatra dijo...

Felis...gracias...es que la gente es muy buena conmigo.

(Como vos....)

Y seguí pasando por acá, eso es lo que más me gustaría:)

Besos y besos, magnífico narrador

cleopatra dijo...

Horacio, mil gracias.

Siempre tan gentil conmigo (y eso me hace muy bien)

¡Un enorme beso!

عمَر dijo...

jamás se me ocurriría leerte al revés, me perdería la emoción de las sorpresas que siempre nos regalas...

es romántico y oscuro, triste y real, poético y onírico...

me ha encantado. besos más presentes que exhumados...

cleopatra dijo...

jac...gracias tremendo narrador...quizás te sucede lo que me pasa a mí con Mario Comes.

Nada adelanto, muero en tus letras llenas de explosión y pasión.

En este monólogo hay de todo, mi querido...la muerte y la vida; los recuerdos y la piel y quizás un amor de años y sin olvido.

Juan es un romántico...eso pasa.

Miles de besos para vos reales y actuales.

diosesargentino JULIANO dijo...

Muy buen relato y también me gustó lo que ponés en el perfil, Qué lindo es ser desestructurado. Saludos

cleopatra dijo...

Gracias Juliano y bienvenido :)

Si me decís que es lindo ser desestructurado, ¿será porque vos no lo sos?

¿Te digo algo confidencialmente? Ninguna forma de encarar la vida es exacta nunca, ni nos garantiza la dicha, jamás.

Te beso y gracias por tus palabras

federic dijo...

yo siempre me preguntó como traer en un texto las manos del tiempo en el destino, esas cuestiones metafisicas que son magicas, esconderlos en el texto y bueno, aca me diste una buena lección.

un beso che

cleopatra dijo...

Beso federic...

Gracias por pasar como siempre

Carlos dijo...

Es muy dificil envidar al destino, acoso imposible. Quizás anticiparnos a lo escrito, a lo ppor escribir sea un modo...
El cuadro está bien.
La musica sublime

Juanma dijo...

Tus relatos son una cesárea de brillantez, extraída de hasta los muertos.
Un besito dulce.

Mundo Aquilante dijo...

Escribís de puta madre che...

Saludos desde Mundo Aquilante!

cleopatra dijo...

Carlos, Juanma y Mundillo:

Muchísimas gracias :)