Seguidores

4 de diciembre de 2008

auster

.
" ...Vagabundeé mentalmente durante varias semanas, buscando la manera de empezar. Toda vida es inexplicable me repetía. Por muchos hechos que cuenten; por muchos datos que se muestren, lo esencial se resiste a ser contado. Decir que fulanito nació aquí y fue allá; que hizo esto y aquello, que se casó con esta mujer y tuvo estos hijos, que vivió, que murió, que dejo tras sí estos libros o esta batalla o ese puente, nada de eso nos dice mucho. Todos queremos que nos cuenten historias, y las escuchamos del mismo modo que las escuchábamos de niños. Nos imaginamos la verdadera historia dentro de las palabras y para hacer esto sustituimos a la persona del relato, fingiendo que podemos entenderle porque nos entendemos a nosotros mismos. Esto es una superchería. Existimos para nosotros mismos, quizá, y a veces incluso vislumbramos quiénes somos, pero al final nunca podemos estar seguros, y mientras nuestras vidas continúan; nos volvemos cada vez más opacos; más y más conscientes de nuestra propia incoherencia. Nadie puede cruzar la frontera que lo separa del otro por la sencilla razón de que nadie puede tener acceso a si mismo..."
.
(La habitación cerrada, de "Trilogía de Nueva York" -fragmento) .

4 comentarios:

werte dijo...

Qué de mudanzas, también de nombre. Estás mutando.

ateniense dijo...

si si werte. Creo que lo mejor que podía hacer era mutar.

La mutación ¿nos ayuda a sobrevivir..no?

Gracias por pasar.

Un beso!

mariano skan dijo...

Este libro de Auster me habilitó para seguir con otros, Auster es una especie de "pequeño vicio temporal" al menos para mi. De la trilogía de New York me llamó la atención los pasajes sobre Thoreau y el Walden y toda la parentela de novelas fundantes de la literatura EEUU como Wakefield, Moby Dick.

El palacio de la luna me parece una excelente novela de aventuras para adolescentes.


pase, leí y saludo

ateniense dijo...

mariano skan:
¿Sabés que dudé mucho en deslizar ese fragmento? Sabía que Auster es resistido y tomado como una lectura menor.

Tampoco es de mis preferidos.

Pero sí, me siento muy identificada con la frase. Tiene toda una huella, un boceto, una inclinación existencialista.

Entonces o me traicionaba dejándome llevar por la "lectura de culto" o era sincera.

Preferí lo segundo.

Un saludo y gracias por pasar.