Seguidores

3 de diciembre de 2008

baudelaire

.
A veces siento mi sangre correr en oleadas,
lo mismo que una fuente de rítmicos sollozos;
la oigo correr en largos murmullos,
pero en vano me palpo para encontrar la herida.
A través de la ciudad, como un campo cerrado,
va transformando las piedras en islotes,
saciando la sed de cada criatura,
y coloreando en rojo toda la natura.
A menudo he pedido a estos vinos
aplacar por un solo día el terror que me roe;
el vino torna el mirar más claro y más fino el oído.
He buscado en el amor un sueño de olvido;
mas para mí el amor es un lecho punzante,
hecho para dar de beber a esas putas crueles.
.
(Las flores del mal-La fuente de sangre)
.

4 comentarios:

Amputaciones dijo...

Suerte con el nuevo.

Besos,

Diego.

Luc dijo...

Sé que suena machista pero cómo me gusta ese grand finale:

"...para mí el amor es un lecho punzante,
hecho para dar de beber a esas putas crueles."

Beso, ton frère.

ateniense dijo...

Diego: Gracias!!!

Beso para vos

ateniense dijo...

Luc: ¿A esta altura podemos dividir el machismo del feminismo?

Creo que lo que subrayás del poema de Baudelaire es magnífico -suene como suene para los demás-

P.D.: Algunas verdades no son sexistas!!! :)

Besos y abrazos Luchka (y enormes)