Seguidores

6 de diciembre de 2008

ña Luisa

Ella no se eleva más de un metro cincuenta del suelo. (Sin embargo, la sabemos un hada gigante que protege a los niños.) Ella probablemente no será tapa de revistas de moda. (Sin embargo, es la más bella de todas). Ella es una innominada integrante más de la patria desdentada. (Sin embargo, daríamos dos vidas por verla sonreír a menudo) Vino del Chaco profundo del Paraguay. Mezcla, sin advertirlo, el vos y el usted aquí, en el barro profundo de esta Buenos Aires que cada vez mas ajena se nos hace. Mejor que no se enoje. Junto con el temporal que se intuye detrás de sus ojos oscuros y profundos, truena alguna puteada magnífica en un guaraní indescifrable. (Cada vez hay más y más planes alternativos para zafar de la crisis. Está el A, reemplazado por el B y todo indica que se viene el C cuando no el D para incentivar el consumo. Muy lindo. Sería mejor aún que se acordaran de los sumergidos, aunque sea sólo una vez. En caso de duda, señores expertos, diríjanse allí, a las espaldas de la 1.11.14, pregunten por ella y verán como con algunos minúsculos puñados de alimentos, toneladas de amor y un alma ilimitada se mantiene el hambre a raya, acorralado, sin darle la mínima opción. Van a ver como es posible hacerse madre y padre de cientos. Van a ver cómo la miseria militante se retuerce de rabia por no encontrar resquicio por donde colarse) Ella no busca réditos. Tampoco tiene un salario ni un jugoso contrato de los gobiernos nacional o citadino. Pero los pibitos le ensanchan el pecho. La mentan Che sy, y ella se enciende aún más que el sol que por estos tiempos calcina el asfalto de la Perito Moreno. (Voy a parafrasear a Alejandro Dolina: cuando tiene que soportar los apremios de los punteros locales, se nos vuelve imperiosa la necesidad de dar –o recibir- una buena piña en su honor…) Sin duda se merece mejores palabras que estas líneas escasas. Porque cuando uno se decide a no mirar hacia otro lado, sólo puede enamorarse perdidamente de ella, de ña Luisa y saberse, junto con muchos niños, no tan huérfanos ni tan desolados. . Noc .

8 comentarios:

Luc dijo...

Luego de leer esta entrada no puedo dejar de pensar en los cinco justos que salvan una ciudad. Creo que es un poco así, el esfuerzo titánico de la gente buena sostiene un mundo corrupto que de otro modo hubiera estallado ya hace rato en pedazos no por la ira de un presunto Creador sino por el egoísmo asesino de nosotros mismos.

Un beso

Luc dijo...

No había prestado atención que son dos los escritores de este blog. Va el mismo comentario con la mínima modificación final:

"Un abrazo".

Noc dijo...

Así es Luc. El sistema tiene una ratio genocida, de la cual sospecho que a veces somos partícipes funcionales. Pero hay gente como ella. Y sin buscar el lugar común,ni un ritual de la exageración, me animaría a decir que llevan en sus hombros el peso del universo entero. Un abrazo y gracias

Eduardo Alvarado dijo...

Querida Cecilia,

Disculpa que haya tardado.

Un conocido de la prensa gráfica española decía hace poco en una entrevista que "la verdadera historia de un hombre es su infancia".

Y si no es toda la historia, desde luego es el comienzo...

Todos los besos y abrazos, amiga.

PD: Tu sensibilidad, tu compromiso, laten en cada palabra, cada imagen, cada canción.

rythmduel dijo...

Mejoras como los buenos vinos, con el paso del tiempo. Un beso.

ateniense dijo...

Eduardo y rythmduel:

Gracias por las palabras...pero nobleza obliga. Este post que ustedes comentan no fue escrito por mí.

Este blog es comunitario y me acompañará siempre Noc y, esas palabras magníficas son, precisamente, de su exclusiva autoría.

Creo que la mejor manera de que no haya confusiones es que tanto Noc como yo, aclaremos debajo con nuestra rúbrica (aunque sea cibernética)

Besos y abrazos para los dos, en nombre de mi amigo Noc y mío.
:)

Иосиф dijo...

Alejandro Dolina...es un referente en mi vida, todo un ejemplar humano. Que buenos e interesantes blogs estoy conociendo ultimamente (obviamente sitúo al tuyo en esa categoría). Seguí asi y mientras tanto te dejo un besito

Eduardo Alvarado dijo...

Pues un saludo y un fuerte abrazo a Noc, y un beso para ti!